top of page

¿Te gustaría llevar tu contabilidad fácilmente? Descubre cómo...



La contabilidad es sumamente importante para tu negocio, puesto que podrás conocer de forma detallada cómo funciona tu empresa, hacia dónde se va tu dinero y cuánta ganancia estás consiguiendo. En muchos casos, los empresarios y emprendedores deciden dejar a un lado la contabilidad de su negocio y no darle la importancia que realmente merece, lo que les lleva a un único destino: la quiebra.


Así como lo lees, no tener esto claro puede ayudarte a tomar decisiones equivocadas que te terminen llevando a un camino de pérdida. Pero tampoco es para que entres en pánico, la contabilidad no es tan difícil como nos lo han hecho creer y es muy probable que te hayas preguntado cómo llevarla de forma sencilla y exitosa. De hecho, es bastante fácil cuando decides ponerle atención y cuentas con las herramientas necesarias. Por tal razón, en este artículo te explicamos cómo:

  • Apóyate en aplicaciones. Para que puedas hacer de tu contabilidad algo sencillo, puedes utilizar herramientas muy fáciles de usar y a precio muy accesible en el mercado.

  • Registra los ingresos y egresos de tu empresa, saber cuánto dinero recibes y cuanto gastas es fundamental para poder conocer, de forma sencilla, el estado de tu empresa. De esta manera sabrás si estás gastando más de lo que tienes y podrás conocer cuánto estás obteniendo como ganancia. No olvides guardar las facturas que registres, podrían serte útiles en cualquier momento.

  • Te recomendamos, de forma diaria o semanal, realizar una medición con el total de ganancias y gastos de tu negocio. Es importante que toda esta información la registres en algún lugar en el que puedas consultar siempre y que utilices un formato que te facilite este proceso.

  • Controla tu inventario. Es importante mantenerlo al día en todo momento. Registra cuáles son todos los productos que tienes disponibles y el valor de cada uno de ellos. También puedes hacer una sumatoria total para saber cuál es valor general de todo tu inventario.

  • Conoce tus obligaciones fiscales. La contabilidad va de la mano de normas, por lo que debes de estar al tanto de cuáles son los impuestos que debe pagar tu negocio de acuerdo al tipo de actividad que realices. Realizar todo esto dentro de los plazos establecidos te evitará tener multas y te ayudará a ahorrar dinero. Si no sabes cuáles son las obligaciones que te corresponden, puedes consultarle a algún asesor experto en el tema.

  • Organiza una base de datos con información de tus clientes y proveedores para tener a la mano y de manera detallada las cuentas por pagar tus proveedores y las cuentas por cobrar a tus clientes. Además, tener este tipo de registro te ayuda a acelerar procesos con tus contactos frecuentes.

En ZZAS podemos apoyarte con la gestión de tus proveedores y cuentas por pagar, así como con el registro de facturas de gastos y caja chica de tu empresa. Solo tienes que solicitar tu demo y con gusto te apoyaremos.


La solución está en tus manos, da clic aquí.

11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page